Málaga IEVENN
Camboya, el diamante en bruto del sudeste asiático - Exposición fotográfica
Cultura

Camboya, el diamante en bruto del sudeste asiático – Exposición fotográfica

Dos egresadas de la Universidad de Málaga inauguran una exposición fotográfica en La Casa Invisible tras realizar un viaje con fines benéficos

Magia, pureza y superación. Son los tres conceptos que, en un abrir y cerrar de ojos, trasladan al corazón de la ciudad de Siem Riep (Camboya). Así lo describen dos voluntarias de la asociación Juntos por Camboya, Carmen Del Grosso y Sole Marqués, que tras acomodarse durante dos semanas en el país, vuelven a Málaga con las maletas repletas de anécdotas, satisfacción y amor auténtico.

Entre ellas destaca la complicidad. Y es que hay conexiones que se evaden de las palabras, que huyen de lo físico y de la conveniencia. Que fluyen lejos de lo material. Éste es un sentimiento que no solo lo trasmiten ellas. Lo cuentan sin líneas las 27 fotografías que, en tan solo tres días, se expondrán en La Casa Invisible de Málaga, para llenar la ciudad de gestos en los que prima la importancia de las manos. “Son éstas las que transmiten el recorrido de una vida. El esfuerzo invertido en ella”, apunta Del Grosso.  Es por ello que en las imágenes de la exposición las manos presumirán de protagonismo, combinando su valor con miradas de personas cuyos logros fascinan a la mismísima ley de supervivencia.

Temática de la exposición

Todas las personas plasmadas en las fotografías, a excepción de un individuo con dotes aun más especiales, forman parte de uno de los tres programas con los que cuenta Juntos por Camboya.

Al igual que el título de la exposición, este programa se conoce con el nombre de Diamante y, en este momento, se encarga de cubrir las necesidades básicas, -entre las que se incluye el cariño- de las personas adultas que más lo necesitan.

Su puesta en marcha cobra más que sentido si se tienen en cuenta las condiciones de los más veteranos del país, que superando los 70 años de edad, no cuentan con un programa de jubilación que los ampare. A este problema que tanto dificulta la manutención de los mayores, se les suma el componente histórico de Camboya que cuenta con un periodo de guerras en los que la mayoría de estos rostros, perdieron a sus principales familiares de apoyo.

Además de este programa de ayuda, la asociación cuenta con otros dos bloques importantes: uno de ellos enfocado a la acogida de niños cuya inocencia se ha visto truncada por la injusticia, y otro, cuyo objetivo se basa en dar empleo a las mujeres, el gran género aún excluido en la sociedad del país.

Uno de los niños acogidos por Juntos por Camboya es sin duda, quien marca la diferencia en la exposición. Llegaba a la asociación en brazos de su abuela enferma que suplicaba ayuda para su nieto, el cual “no vivía en el entorno más adecuado para un niño de su edad”. El caso extremo se ganó el privilegio que en ocasiones otorga la excepción. Así, la anciana fue la primera adulta en alojarse durante unos días en las comodidades que Juntos por Camboya reserva en exclusiva para arropar y educar a los menores. “La mujer reflejaba haber pasado por mucho sufrimiento. Sin embargo, cuando miraba a su nieto, su rostro cambiaba por completo. Poder verle jugar, formarse, tener amigos, era algo que le hacía feliz y eso era lo que queríamos trasmitir con su imagen”, cuentan las voluntarias.

El objetivo de la exposición por tanto, no va más allá de dar voz a “la gran labor que realiza Juntos por Camboya” por el progreso de un país que, aunque según palabras de Carmen y Sole es rica en honestidad y agradecimiento, sigue sufriendo las consecuencias de una gran “falta de desarrollo”. Aún así, “Camboya es una sociedad mágica”, explica Sole reflejando el poder del recuerdo. “En pocos lugares me han recibido con tanta amabilidad y atención. Es increíble cómo la mayor ambición de los niños camboyanos es poder llegar a formarse para ayudar a su propio país”, sostiene. Tanto es así, que según lo vivido por las voluntarias, Camboya cuenta con múltiples generaciones con hambre de conocimiento, el cual “fue erradicado en tiempos de guerra”. Por ello, el objetivo de muchos menores es superarse a sí mismos para poder colaborar con el desarrollo de su entorno.

Del mismo modo, la exposición tratará de recaudar fondos a través de la venta de postales con fotografías inéditas cuyos beneficios serán destinados a Juntos por Camboya.

Camboya, el diamante en bruto del sudeste asiático - Exposición fotográfica

Funciones durante el voluntariado

Además de ayudar a través de la exposición, en su viaje, Sole y Carmen utilizaron todos los conocimientos adquiridos durante su reciente etapa universitaria en la que ambas estudiaron en Málaga, el grado en Publicidad y Relaciones Públicas. De esta forma, durante la semana en la que convivieron con los miembros de la asociación, las voluntarias grabaron y editaron tres vídeos promocionales que serán utilizados en todas las convenciones y fiestas benéficas que se lleven a cabo en Juntos por Camboya.

El motivo por el que tanto Carmen como Sole deciden ayudar a esta asociación es que según su visión, Juntos por Camboya cuenta con un valor diferenciador. “A diferencia de otras asociaciones, Juntos por Camboya no cobra por realizar el voluntariado”. Así, apuntan las voluntarias, se demuestra el único fin de la asociación: realizar una labor humanitaria que pueda cambiar la vida de los más desfavorecidos.

Contratiempos y anécdotas

Entre las líneas de sus cuadernos de viaje, tan solo un capítulo habla de miedo. Sorprendentemente para quienes puedan alimentar los prejuicios, este episodio nada tiene que ver con la delincuencia o el vandalismo. Habla sin embargo de una isla prácticamente deshabitada a 40 minutos de la ciudad, en la que Sole y Carmen se sintieron abandonadas ante el retraso “eterno” de la barca que les recogería tras una excursión “en el paraíso”, que en un principio duraría tan solo “un par de horas”. “No teníamos reloj, nos guiábamos tan solo por la intensidad de la luz”, cuentan. “Comenzó a llover muchísimo y nos encontramos solas ante el peligro de una especie de selva camboyana en mitad de una isla” que a pesar de la situación,  describen como un lugar de ensueño.

Si hay algo negativo entre la arena blanca de este espacio paradisiaco, es sin duda “la contaminación”, problema que, según cuentan las voluntarias, se aprecia mucho dentro del bosque de la isla de Koh Ta Kiev. Pero tras la tormenta, llegó la calma, y entre el sonido del agua que achicaba la pequeña barca que finalmente se encaminó a su encuentro, Carmen y Sole, despidieron a un país al que consideran tener muchas posibilidades. Virtudes que solo hace falta pulir para que Camboya supere las consecuencias devastadoras de las guerras que acabaron con la cultura de su población, y brille como merecen sus nativos, y quienes luchan por ella.

Asociación Juntos por Camboya

Juntos por Camboya es una asociación que nace con el fin de ayudar a uno de los países más empobrecidos del continente asiático. Su labor humanitaria centrada en proporcionar educación a menores, así como facilitarles una infancia cubierta con todas las necesidades alimenticias y de sanidad; se extiende con el apoyo que la asociación ofrece a mayores sin condiciones físicas para afrontar largas jornadas laborales y con la creación de empleo destinado a mujeres en riesgo de exclusión social.

Además, para favorecer el crecimiento del país y demostrar un compromiso con la cultura local, el 80% de los trabajadores de Juntos por Camboya son de origen camboyano.

El grado de involucración de la asociación es tal, que incluso niños que han crecido en las instalaciones de Juntos por Camboya, trabajan actualmente en la organización gestionando labores administrativas que han aprendido durante su etapa universitaria.

Datos de la Exposición

Nombre: Diamante

Autoras: Carmen del Grosso y Sole Marqués.

En beneficio a la asociación Juntos por Camboya.

Fecha: desde las 19h del 19/07/2019 hasta el 29/07/2019

Lugar: La Casa Invisible (Málaga)

Entrada libre hasta completar aforo.

Planes fin de semana Málaga – 10/13 Octubre 2019

Paola Bandera

Pablo Puyol abre la temporada del programa cultural Lunares de la Fundación El Pimpi

IEVENN

Libro médico malagueño Enrique Gavilán cuestiona la sanidad pública: “Cuando ya no puedes más”

IEVENN

Instrument exposición fotográfica, lleva hasta Málaga las herramientas de las leyendas musicales

Paola Bandera

Vuelven los encuentros culturales a la Taberna El Mentidero

IEVENN

Arte, música, acrobacias y espectáculos a motor durante el último fin de semana de septiembre en Málaga

Paola Bandera

Deja comentario