Málaga IEVENN
Cómo prevenir la obesidad según la OMS
Salud

Cómo prevenir la obesidad según la OMS

Cómo prevenir la obesidad según la OMS – La Organización Mundial de la Salud confía en que los altos índices de la enfermedad pueden reducirse enfocando la rutina a hábitos de vida saludables.

La Obesidad, patología responsable de 2,8 millones de muertes al año, puede prevenirse. Es una afirmación remarcada por la Organización Mundial de Salud (OMS), desde donde, a pesar de contemplarse los factores genéticos que pueden condicionar el sobrepeso, se aconsejan una serie de medidas a tener en cuenta en el día a día con el fin de reducir los altos índices de obesidad que azotan a la sociedad actual.

Cómo prevenir la obesidad según la OMS

Problemas de ansiedad, falta de tiempo para elaborar menús saludables o simplemente, el cambio de hábitos que tiende cada vez a una mayor comodidad, han provocado que en las últimas décadas, el ser humano sea más propenso a acumular un exceso de grasa que, en muchas ocasiones, puede llegar a ser el responsable de un repertorio de enfermedades muy graves para la salud.

Los datos provocan un estado de alarma entre los profesionales de sanitarios.

Hasta doce enfermedades graves puede sufrir una persona que padezca de sobrepeso u obesidad. Entre ellas, destacan patologías como la apnea del sueño, que afecta a más de 1.200.000 personas en el mundo; el cáncer, que se cobra cada vez más vidas a escala mundial; o la artrosis, que provoca intensos dolores que impiden afrontar la rutina con normalidad.

Ante la gravedad de las consecuencias del excesivo cúmulo de grasa en el cuerpo y de la rápida extensión de esta patología, la OMS defiende la idea de que la obesidad puede, en un amplio número de casos, prevenirse.

Formas de prevención de la obesidad

Medidas generales

Según apunta la Organización Mundial de la Salud, el alto índice de casos de obesidad puede reducirse considerablemente mediante la adaptación de muchos entornos favoreciendo la tendencia a hábitos saludables.

Con esto, la OMS se refiere a que en las distintas comunidades, es posible  establecer tendencias de consumo de forma que la oferta de alimentos incite a elegir la opción más sana. Convirtiendo esta en la elección más sencilla y asequible y más fácil de elegir, se podría, según la Organización Mundial de la Salud, reducir el número de casos de obesidad.

Del mismo modo que intentar encaminar a la sociedad a un consumo de alimentos saludables a través de estrategias que inciten a opciones no perjudiciales debe ser una prioridad, es aconsejable según el organismo, incitar también a realizar actividad física de forma constante.

Medidas individuales

Individualmente, cada persona también debe aplicar una serie de medidas preventivas que, según la OMS, pueden suponer un descenso importante de casos de obesidad o sobrepeso.

-Establecer un límite razonable en la ingesta de alimentos. En primer lugar, la organización recomienda limitar la ingesta de calorías, teniendo en cuenta la cantidad de grasas consumida, así como el total de azúcares.

Aunque las dietas más saludables incitan a consumir todo tipo de alimentos, para combatir o prevenir el exceso de peso es necesario elegir bien el tipo de grasas, optando siempre pos las más saludables y rechazando los alimentos con grandes contenidos de calorías vacías que no aportan la energía necesaria para afrontar tareas de esfuerzo pero sí provocan un aumento de peso. 

En este sentido, es importante conocer bien la composición y el contenido de los alimentos. Por ejemplo, el aguacate es un alimento muy calórico cuyo contenido es muy alto en grasas. Sin embargo, estas pertenecen a un tipo grasas saludables, necesarias para el organismo y para generar la energía que el ser humano necesita para afrontar las actividades del día a día. Sucede lo contrario con alimentos procesados, como la bollería industrial, con alto contenido en grasas saturadas, que a diferencia de las insaturadas (o grasas buenas), no actúan de forma positiva en el organismo.

-Aumentar el consumo de alimentos saludables. Atendiendo a la explicación anterior, la OMS recomienda el consumo de alimentos saludables. Entre ellos, destaca la importancia de incluir en las dietas productos con grasas beneficiosas, como pueden ser los frutos secos, así como aquellos que poseen un alto contenido en fibra, vitaminas y minerales, tan necesarios para el correcto funcionamiento del organismo. Estos alimentos son las frutas, las verduras, los cereales bajos en azúcares y los distintos tipos de legumbres.

-Imponerse a uno mismo el cumplimiento de una rutina de ejercicio físico. Realizar deporte es un factor fundamental para lograr combatir el exceso de peso . Según la OMS una persona adulta debe realizar deporte al menos, durante dos horas y media a la semana, mientras que los jóvenes y adolescentes deberían ampliar su rutina deportiva a una hora diaria.

Responsabilidad de la industria alimentaria

Al igual que existe una responsabilidad social y a nivel individual, la industria alimentaria debe asumir una serie de conductas en cuanto a la composición de los productos que ofrece. 

-Reducción de contenidos perjudiciales en los alimentos en venta. Los productos alimenticios procesados al alcance de todos han de reducir el contenido en sal, azúcar y grasa.

-Limitación de alimentos perjudiciales en niños y adolescentes. Además, los alimentos con más cantidad de estos aditivos deben limitarse a la hora de ser comercializados, sobre todo aquellos que están enfocados a un público menor de edad.

-Amplia oferta de productos saludables. Los productos catalogados como alimentos saludables deben estar, según la OMS, disponibles de forma constante. Además, han de tener un precio asequible para cualquier consumidor.

Aún sabiendo que las medidas preventivas en los hábitos de consumo y las conductas deportivas son los métodos más eficaces para evitar los problemas asociados a lo obesidad, existen muchos entornos donde esta patología es un problema altamente extendido.

Cuando ya no hay tiempo para prevenir, curar la obesidad o combatir al máximo sus efectos se vuelve una prioridad a la hora de evitar enfermedades que pueden llegar a ser mortales.

Entre las opciones para los casos más extremos, existe la cirugía de la obesidad, así como otros métodos que a lo largo de los años han demostrado ser más que efectivos en la lucha contra el sobrepeso.

En Málaga concretamente, el hospital Chip Wellness cuenta con un equipo altamente cualificado, enfocado en el trato de esta enfermedad que día a día, arrasa con la vida de un gran número de personas.

Hospital Vithas Parque San Antonio pone en marcha su Unidad de Salud Mental Infantil y del Neurodesarrollo

Medios

La infección por rotavirus causa hasta el 30% de casos de gastroenteritis aguda en niños menores de cinco años

Medios

Experto advierte de que la mitad de los malagueños con diabetes no cumple con el tratamiento prescrito

Medios

Cuidado del cabello en hombres

Paola Bandera

Cuidados tras operación de aumento de pecho – Salud

Paola Bandera

Los beneficios del ‘cheat meal’, el ‘pecado’ permitido en las dietas estrictas

Paola Bandera

Deja comentario