Málaga IEVENN
Concentración y rebote, urgente - Unicaja CB
Baloncesto

Concentración y rebote, urgente – Unicaja CB

Foto ACB – Mariano Pozo

Unicaja pretende defender, y ha construido una plantilla con físico y profundidad para tal propósito. La agresividad en defensa suele venir acompañada de ayudas más largas o cambios de hombre que propician una peor colocación para el rebote, y por eso, el esfuerzo en concentración, especialmente de los jugadores más pequeños, hasta hacerse con el control del balón debe ser mayor. Pero si tu rival siempre te supera en el rebote, o eres mucho mejor que él ofensivamente, o tienes muchas posibilidades de perder. Iberostar Tenerife consiguió 10 más, 6 de ellos en ataque, en su enfrentamiento hoy en Málaga.

Perder la atención en el rebote penaliza, pero perder la concentración en general, como hizo Unicaja en el tercer cuarto, es un pecado capital. Las facilidades que se conceden merced a distracciones, o las canastas fáciles tras rebote ofensivo, son dos de las más frecuentes razones para salirte de un partido, y eso le ocurrió a Unicaja al volver del vestuario, queriendo por momentos resolver estos fallos con un cierto exceso de decisiones individuales que no le beneficiaron. Les costó regresar al juego desplegado en la primera mitad, y una vez conseguido no llegaron a tiempo. Estuvieron más tiempo jugando bien, pero la laguna del tercer cuarto fue demasiado regalo contra un buen equipo que traía tres viejos conocidos con motivación extra.

Los ex Shermadini, Díez y Salin cuajaron un gran partido, como suele ocurrir cuando te enfrentas a tus ex equipos. Con un rol más protagonista en el Iberostar, la pelota pasa casi obligatoriamente por las manos del pivot georgiano, con un Salin con licencia para matar que estuvo impecable. Y Dani Díez, que mantuvo intensidad y acierto durante todo el partido, algo que no ocurría con frecuencia en Málaga, ya fuera por falta de oportunidad o de acierto.

Sólo Atkins en la plantilla del Iberostar Tenerife participa por primera vez en la Liga Endesa, y eso ayuda a que, aunque también haya renovado completamente el equipo, la adaptación sea más rápida. Enfrente Unicaja, con bastantes más debutantes; no es de extrañar que sean precisamente éstos los que más perdidos se muestren, con la excepción de Adams que volvió a mantener un juego acorde con lo que de él se espera. Entretanto Elegar, que viene abriendo los partidos al inicio y al regreso del descanso, no acaba de mostrar mayor consistencia que Gerum o Guerrero. Por el momento se ha establecido una rotación interior de tres jugadores para la posición 5 que podría ser un motivo o una consecuencia de que aún no esté destacando. En el puesto 3, ni Toupane ni Ejim están marcando todavía esas diferencias que su enorme potencial físico y sus capacidades técnicas hacían prever. Avramovic, como le ocurrió en Manresa, parece más acelerado de lo que necesita.

Segunda derrota, 80-88, pero vimos jugadores que van encontrando su sitio, y otros lejos aún de conseguirlo. En la medida que todos participen y se ajusten los roles, el equipo mejorará. Pero es urgente evitar lagunas de concentración y culminar con rebotes todo lo positivo que se va haciendo.

Manuel Povea

Tavares intimida al Unicaja

Medios

Unicaja define su estilo – Baloncesto

Manuel Povea

Unicaja, motor diésel – Baloncesto

Manuel Povea

Unicaja suma jugadores – Liga Endesa

Manuel Povea

Un partido desaprovechado – Unicaja Baloncesto

Manuel Povea

Ser un base y otras etiquetas – Baloncesto

Manuel Povea

Deja comentario