Málaga IEVENN
Creer, una zona… y Adams
Baloncesto

Creer, una zona… y Adams – Unicaja CB

Terminaba nuestro último artículo haciendo referencia al valor que otorga contar con anotadores como Josh Adams, y en la victoria de ayer 77-78, frente a Kirolbet Baskonia, el base de Unicaja Baloncesto se salió con sus 23 puntos, pero más importante, apareciendo cuando había que sumar y, cuando el partido se puso a tiro, para rematar.

Estoy convencido de que a medida de que avancen las jornadas, a su capacidad anotadora se sumarán mejores lecturas colectivas, pero no dudemos: el talento para anotar de la nada no tiene precio. Ese mismo talento aportaba la temporada pasada Jaime Fernández, ayer hiper vigilado por los Baskonistas que lo entendían como arma fundamental, como fundamentales fueron su decisión y sus dos tiros libres para ganar. No tuvo su día – ya lo tendrá – pero él y su entrenador no perdieron la fe en su juego, algo imprescindible para seguir construyendo un equipo ganador.

No tuvimos tiempo de conocer a fondo los entresijos de la zona con la que sorprendió Luis Casimiro, porque Kirolbet regaló demasiadas posesiones en forma de lanzamientos poco elaborados, lo que reforzaba la fe de unos en la remontada y las dudas de los otros en que su renta fuera suficiente. Al acierto de la decisión del entrenador le añado la paciencia hasta encontrar su mejor quinteto, el más enfocado, y a partir de ahí construir la recuperación en el marcador. En esto, obligatorio referirse al trabajo de esos con los que siempre puedes contar, como Carlos Suárez y Alberto Díaz. Humildad, carácter y ausencia de miedos llevan su firma, y me atrevo a aventurar que el joven Rubén Guerrero sigue su estela. Parece que fue ayer cuando invitábamos a aquel espigado y escuálido junior de primer año a entrenar con el LEB Oro de Clínicas Rincón, y hoy, con unos cuantos kilos más de músculo, está cumpliendo muy bien en los minutos – bastantes – que está disfrutando.

La última vez hablamos de Adams, pero también de ajustar roles. Actualmente necesitas de todos los jugadores para ganar con asiduidad; en ese sentido, todos parecen igual de importantes, pero unos son “más iguales” que otros, es decir, que aunque todos puedan – y deban – anotar, unos jugadores tendrán mayor peso específico, deberán tomar más decisiones y otros irán ajustando las suyas a la estructura táctica y también a sus mejores capacidades. Lo que sí que los iguala a todos es la voluntad y el esfuerzo en la defensa, porque sin eso no es posible aspirar a nada. En Vitoria, Unicaja dio muestras de empezar a comprender esta máxima y obtuvo recompensa. Y de las grandes, porque es muy caro arrancarle una victoria al Fernando Buesa Arena.

El entrenador creyó, los jugadores creyeron y a partir de ahí, si estás dispuesto a remangarte para la faena, todo es posible. Y el talento de Adams.

Manuel Povea

Tavares intimida al Unicaja

Medios

Unicaja define su estilo – Baloncesto

Manuel Povea

Unicaja, motor diésel – Baloncesto

Manuel Povea

Unicaja suma jugadores – Liga Endesa

Manuel Povea

Un partido desaprovechado – Unicaja Baloncesto

Manuel Povea

Ser un base y otras etiquetas – Baloncesto

Manuel Povea

Deja comentario