Málaga IEVENN
Etapas de la calvicie según la escala Hamilton-Norwood
Salud

Etapas de la calvicie según la escala Hamilton-Norwood

El método clasificatorio ayuda a evaluar el grado de alopecia, lo que sirve para aplicar un tratamiento profesional eficaz

No es algo nuevo. La pérdida del cabello, que según el Instituto Nacional de Estadística (INE) afecta a un 70% de la población masculina y a un 50% de las mujeres a nivel mundial, es algo que ha influido negativamente en la autoestima de quienes la padecen o la han padecido, desde hace siglos.

Etapas de la calvicie según la escala Hamilton-Norwood

Numerosas historias y leyendas cuentan la importancia que se le otorgaba al pelo en el antiguo Egipto, época en la que se desarrollaron diversos métodos para evitar o disimular la caída del cabello, como los champús hechos con grasas de animales; o las famosas pelucas que según apunta la historia, no solo se usaban en aquel entonces para disimular la calvicie, sino también, para no enseñar las canas.

Así, manteniendo la preocupación por el cabello y la imagen, mucho más adelante, el doctor James Hamilton creó una escala en 1951, que aún a día de hoy es útil para evaluar el grado de alopecia de quienes sufren esta patología actualmente.

Según esta escala identificativa, que tras su creación fue modificada por el doctor Nordwood (de ahí su nombre Escala Hamilton-Norwood), la calvicie se puede clasificar en siete niveles diferentes que se establecen en orden progresivo. Estos, incluyen tipos de alopecia en fases inciales, en las que casi no se aprecia la pérdida del cabello, hasta casos extremos en los que la persona tan solo conserva su cuero cabelludo en la parte inferior que rodea al cráneo.

Según la escala Hamilton- Norwood, estos son los distintos niveles de calvicie que una persona puede sufrir o padecer:

Nivel 1- La alopecia se encuentra en un nivel muy bajo, en el que la pérdida del cabello aún casi ni se aprecia.

A pesar de lo creído, en estos casos es recomendable acudir a especialistas en cabello, ya que la persona puede estar a tiempo de frenar la calvicie y evitar así consecuencias estéticas más graves.

Nivel 2- En la segunda fase la persona comienza a detectar falta de pelo por la zona de las entradas. El resto del cuero cabelludo queda aún poblado.

Nivel 3- En esta tercera fase en la que se clasifica el problema físico de la alopecia, las entradas quedan igual de despobladas que en el nivel 2. Sin embargo, el comienzo de la pérdida del cabello por la zona de la coronilla, hace que unido al primer problema, el paciente comience a ser considerado como víctima de la alopecia.

Es entonces cuando se empieza a hablar de problema real de calvicie.

En este nivel, existe una variante en la que es posible que la calvicie se dé exclusivamente en la zona frontal de la cabeza, aunque esta adquiere un aspecto mucho más potenciado. Esta variante se conoce como nivel 2 tipo A.

Nivel 4- La falta de pelo en la coronilla y las entradas comienza a ser especialmente visible. Las zonas afectadas por la calvicie comienzan a acercarse.

Nivel 5- Las partes despobladas del cráneo están cada vez más cerca. Así, la coronilla y las entradas quedan separadas por una fina línea de pelo.

Al igual que sucede en la tercera fase de la escala, el nivel cinco puede ser de tipo A, caso en el que la persona afectada por la alopecia sufriría una caída de pelo evidente solo en la zona frontal.

Nivel 6- Las zonas de las entradas y la coronilla se juntan por primera vez. La calvicie se encuentra en un estado muy avanzado.

Nivel 7- El individuo víctima de la calvicie tan solo conserva pelo en la parte inferior del cráneo, en una línea que hace un recorrido de oreja a oreja, pasando por la nuca.

Tratamientos según la fase de calvicie

Una vez detectado el nivel de alopecia de cada individuo, es más fácil someter a cualquier paciente un tratamiento eficaz.

Mientras que para los casos más leves de alopecia, en los que la pérdida del cabello aún se encuentra en una etapa inicial, se pueden aconsejar distintos tratamientos que dicen frenar la caída del pelo, como champús específicos o lociones creadas exclusivamente para este fin, en la mayoría de los casos en los que la alopecia comienza a experimentar fases un poco más avanzadas, la solución, según los equipos profesionales, tienden a llevar a un solo camino: la cirugía de injerto capilar.

Los avances tecnológicos en el ámbito de la medicina estética han encaminado a la cirugía de implante capilar hacía soluciones eficaces. El pelo se recupera, la imagen física de los pacientes alcanza el efecto deseado y mejora considerablemente, y los problemas de autoestima derivados de la pérdida del cabello desaparecen.

Además, para la tranquilidad de los españoles, si hace unos años la mayor parte de los decididos a someterse a este tipo de cirugía estética viajaban a países como Turquía, donde se ofrecían y se ofrecen packs a un precio no desmesurado, España ha ido adaptándose progresivamente a este mercado y ha conseguido posicionarse como un país en el que los trasplantes capilares se realizan de forma segura, mediante técnicas de calidad, con equipos altamente cualificados y con precios competitivos en comparación a los ofrecidos hace décadas, cuando los implantes capilares aún no estaban a la orden del día.

Así, clínicas especializadas en la cirugía de implante capilar como Doctor Fuetor, situada en Málaga y Madrid, se han ganado la confianza de los pacientes que, gracias a los exitosos resultados obtenidos han incitado a los más indecisos a confiar en los centros estéticos españoles.

Experto advierte de que la mitad de los malagueños con diabetes no cumple con el tratamiento prescrito

Medios

Cuidado del cabello en hombres

Paola Bandera

Cuidados tras operación de aumento de pecho – Salud

Paola Bandera

Cómo prevenir la obesidad según la OMS

Paola Bandera

Los beneficios del ‘cheat meal’, el ‘pecado’ permitido en las dietas estrictas

Paola Bandera

Método POSE, una solución contra la obesidad

Paola Bandera

Deja comentario