Málaga IEVENN
Exposición al sol tras una cirugía de mamas
Salud

Exposición al sol tras una cirugía de mamas

Exposición al sol tras una cirugía de mamas – La llegada del verano se convierte para muchas mujeres en una época de auténtico pavor debido a los momentos de naturalidad que exige la playa.

Una combinación contradictoria entre placer y sufrimiento invade numerosas mentes femeninas repletas de complejos que no dejan de ser reglas impuestas por un canon de belleza ideal de la moda del momento. Entre los temores más comunes en la mujer, enseñar el pecho está sin duda, a la cabeza de la lista de las obsesiones capaces de convertir un magnífico día de playa o piscina, en una experiencia traumática.

Exposición al sol tras una cirugía de mamas

Con razones de peso o sin ellas, la realidad es que el carecer de un tamaño mínimo de pecho o por el contrario, tener una excesiva talla de sujetador, es un pensamiento que realmente atormenta a la mayoría de las mujeres que lo sufren y que en la época más calurosa del año, resulta difícil disimular.

Para la tranquilidad de muchas, con el fin calmar el descontento de este gran colectivo de mujeres, son muchas las clínicas estéticas que ofrecen la posibilidad de realizar implantes mamarios, reducciones de pecho e incluso llevar a cabo la mastopexia, técnica que consiste en la elevación de mamas con o sin aumento.

A la de tomar la decisión y someterse a este tipo de operación, es importante elegir con precisión el centro en el que depositar la confianza, aunque algunos, como el Centro Hospitalario Chip Wellness de Málaga, se han ganado el prestigio en este tipo de intervenciones debido a la gran satisfacción de los clientes, y facilitan la elección con la apuesta de profesionales de alto nivel.

Y, como es lógico, una vez aclarada la decisión de someterse a la operación, surgen otras muchas dudas que pueden inquietar al paciente. Como ejemplo, se puede debatir una de las preguntas más cuestionadas con la llegada del verano:

¿Se puede tomar el sol tras someterse a una cirugía mamaria?

La respuesta a la pregunta es un claro sí, siempre y cuando haya pasado el periodo correcto de cicatrización que ronda por lo general, entre 2 y 3 semanas. Superado este tiempo, cualquier persona intervenida puede exponerse al sol sin problema, aunque hay que tener en cuenta una serie de pasos a seguir indicados por los profesionales.

Consejos y métodos preventivos

Protección solar

En primer lugar, la protección es un elemento esencial a la hora tomar el sol, ya sea durante cortos o largos periodos de tiempo. Usar crema protectora, es importante para cualquier persona expuesta al sol, pero en pacientes que han sido operados por razones estéticas, la importancia de no olvidarse de este paso es mucho mayor.

El hecho de no cubrir la zona operada con protección solar, sobre todo en personas operadas recientemente, puede ocasionar que  las cicatrices permanezcan en el cuerpo para siempre, rompiendo así la meta estética de cualquier paciente. Para asegurarse de seguir este paso correctamente, los expertos aconsejan usar protección 50, repitiendo su aplicación por la zona operada cada cortos periodos de tiempo. Además, es importante aplicar el protector solar 15 minutos antes a la exposición, ya que algunos de los productos tópicos no empiezan a actuar hasta pasados unos minutos.

Las prótesis implantadas mediante la cirugía, quedan cubiertas por la glándula mamaria y la capa de grasa que existe bajo la piel, por lo que el sol no podrá afectarles nunca de forma directa. Sin embargo, durante los primeros meses de postoperatorios, la piel del pecho es más sensible a sufrir quemaduras, por lo que para evitar aumentar la visibilidad de los límites del implante, es importante extremar la precaución.

Uso de complementos protectores

Del mismo modo, para evitar que la zona del implante se oscurezca, siempre deben usarse complementos que eviten la exposición directa de los rayos de sol como sombreros o sombrillas de playa. Su uso, sobre todo hasta pasado un año del postoperatorio, es importante incluso en días nublados en los que aparentemente, el sol no irradia con tanta fuerza. Llegados a este punto, cabe resaltar que es precisamente durante estos días en los que se produce un mayor número de quemaduras ya que, a pesar de lo que se cree, las nubes no filtran los rayos ultravioleta capaces de lesionar rápidamente la piel.

Cualquiera está al alcance de comprobar que una cicatriz oscurecida, por pequeña que sea,  es casi imposible de aclarar con el tiempo. Por ello, además de por muchas otras razones como la afluencia de cáncer de piel, es de extrema importancia protegerse siempre.

Posturas más recomendadas

Otra de las preguntas frecuentes de las mujeres a la hora de exponerse al sol tras una cirugía mamaria es la postura. Al igual que para dormir, durante el primer mes es esencial permanecer incorporada hacia arriba. Así, los implantes se adaptarán al cuerpo de la forma adecuada, quedando perfectamente simétricos. De este modo, la persona no deberá permanecer boca abajo y se aconseja que, a la hora de tumbarse boca arriba,  añada una almohada o cojín tras la espalda y bajo las piernas.

De no cumplir con este requisito, es posible que se produzca cierta inflamación en la zona de las prótesis y se podría provocar una sensación de presión que pueden incomodar al paciente sin necesidad.

Tras superar el periodo de adaptación, la persona podrá tomar el sol en la postura deseada, sin afectar esta a la forma del pecho. Por lo general, será a partir de la semana 6, cuando la persona intervenida quirúrgicamente pueda, posicionarse de lado o boca abajo.

Centros especialistas en cirugía mamaria

El Hospital Chip Wellness de Málaga, cuenta con profesional especializado para detallar todas las normas que se deben cumplir con el fin del alcanzar los resultados estéticos más exitosos.

A través de su página web www.chipwellness.es, se explican además todos los detalles sobre el periodo de preparación antes de someterse a la cirugía, el método de operación en sí y las características de la anestesia.

Información de contacto:

Chip Wellness. Av. Carlos de Haya 121, Málaga, 29010, España.

Teléfono: 951 137 229

WhatsApp: 695 650 175

Cuidado del cabello en hombres

Paola Bandera

Cuidados tras operación de aumento de pecho – Salud

Paola Bandera

Cómo prevenir la obesidad según la OMS

Paola Bandera

Los beneficios del ‘cheat meal’, el ‘pecado’ permitido en las dietas estrictas

Paola Bandera

Método POSE, una solución contra la obesidad

Paola Bandera

Factores a tener en cuenta antes de someterte a un injerto capilar Málaga

Paola Bandera

Deja comentario