Málaga IEVENN
¿Qué hacer ante una gaviota varada en Málaga?
Ecología

¿Qué hacer ante una gaviota varada en Málaga?

La Sociedad Protectora de Animales de la provincia es la única organización que se hace cargo de algunas especies a las que la ley no protege por no estar en peligro de extinción

No es la primera vez que una de las playas de la provincia de Málaga se hace con la triste imagen de una gaviota herida que yace sobre la arena al alcance de cualquier depredador o a la espera de la ayuda de algún alma caritativa.

Ante la situación, opiniones varias. Según el equipo de salvamento de la playa de La Cala de Benalmádena, uno de los últimos puntos en el que se han registrado dos gaviotas varadas en menos de un mes, “no es su competencia”, por lo que a pesar de cruzar durante horas (8 concretamente) la mirada con el moribundo animal, el equipo nada tiene que hacer. Tampoco es algo por lo que el SEPRONA (Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil) deba preocuparse. Así lo señala la ley, que obliga a los miembros de esta fuerza de seguridad a rescatar tan solo “a las especies protegidas”. Salvo en domingo. Día en que muchas de las llamadas no son atendidas por falta de personal en activo.

La Policía, por su parte solo debe actuar para los casos en los que el animal pueda causar algún riesgo para el ser humano. Esto es, que el animal tenga algún comportamiento agresivo, presente alguna característica que pueda perjudicar a las personas o se encuentre en un lugar en el que pueda provocar un accidente.

Y ante el caso de encontrarse a un animal indefenso, como puede ser una gaviota, ¿Cuál es entonces la opción?

Aunque es cierto que en algunos casos la situación del animal tan solo depende de las propias leyes de la naturaleza que han dictado que ha llegado su momento de partida, está comprobado y confirmado por los trabajadores de los refugios de animales que “en muchos otros casos las gaviotas concretamente caen enfermas debido a la ingesta de algún elemento tóxico para ellas”, como puede ser el plástico, o por las consecuencias de la acción del ser humano que pueden provocar por ejemplo, que el animal se quede atrapado en alguna red o choque con cualquier objeto que se interponga en su camino. Para estas situaciones, existe en Málaga la Sociedad Protectora de Animales y Plantas ubicada en el Camino de las Erizas de la ciudad, que ante el incremento de los casos de gaviotas heridas, creó hace poco más de un año, un apartado especial cuyo uso es exclusivo para tratar y recuperar a las gaviotas encontradas.

Según la presidenta de la asociación, Carmen Manzano, los animales como las gaviotas “están en un limbo infierno” a pesar de “ser competencia de la Junta de Andalucía, puesto que son aves”. El problema, según apunta Manzano es que “nadie hace nada por ellas porque son consideradas como ratas voladoras y no entran dentro de la protección”.

Ante esta situación, es la protectora la que “una vez más saca las castañas del fuego a la Administración”, cuando a visión de la presidenta de la protectora, “es ésta la que debería crear espacios destinados al bienestar animal para las distintas especies”.

Proceso de rehabilitación

Al igual que sucede con otros muchos animales como perros, gatos o tortugas, una vez que una gaviota entra en el refugio es tratada por un veterinario hasta su total recuperación, momento en el que el animal se devuelve a su ámbito natural a través de una suelta general que se realiza periódicamente en la Playa de las Gaviotas de Vélez Málaga.

Esto, lógicamente, supone un coste adicional significativo para la Sociedad Protectora de Animales de Málaga, que ya se hace cargo de más de 900 perros y gatos, a pesar de contar con un espacio para unos 280 animales. Además, la sociedad cuenta con una red de casas de acogida que supera los 100 hogares destinados a cuidar de cachorros más sensibles y propensos a adquirir enfermedades. Por ello, Carmen Manzano aprovecha para enviar un mensaje de concienciación para transmitir la “importancia de la esterilización” de los animales de compañía, ya que “las camadas no deseadas conforman la primera causa de abandono en España”.

Desde el momento en el que la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga fabricó el espacio destinado a las gaviotas, han llegado al refugio más de 140 ejemplares, de los cuales la mayoría han sobrevivido y han sido devueltas a su medio natural. De ahí la importancia de que existan centros de recuperación, así como un mayor nivel de concienciación en la sociedad que según Manzano ha sido la responsable de convertir a especies como las gaviotas en “animales urbanos”.

Aun así, a pesar de la necesidad de concienciación social, la presidenta apunta que Andalucía es una tierra que no está a la cola en lo que respecta a compromiso con los animales, ya que la región presume cada vez de un sentimiento mayor de protección animal.

Proyecto de ampliación de la playa de los Baños del Carmen descontenta a ecologistas

Paola Bandera

Cofradía de pescadores de Marbella apuesta por la pesca sostenible

Medios

Comienza el reto ‘#3peopleaday’

Paola Bandera

#3thingsaday movimiento ecologista que persigue la concienciación mundial

Paola Bandera

Música, talento y concienciación ambiental inundan el último fin de semana de agosto en Málaga

Paola Bandera

Lego promociona sus productos infantiles con animales en cautividad en Sea Life

Medios

Deja comentario