Málaga IEVENN
Tomar el sol tras un injerto capilar
Salud

Tomar el sol tras un injerto capilar

Tomar el sol tras un injerto capilar – La técnica FUE, en la que clínicas como Doctor Fuetor es especialista, no es apenas agresiva, pero el implante requiere un mes de relativo reposo para realizar ciertas actividades.

La impaciencia es un rasgo característico en el ser humano. ¿En cuántas ocasiones hubiéramos deseado no adelantarnos en alguna acción para así haber evitado lamentos? Hay veces que las consecuencias de la rapidez son mínimas y es fácil decidir que la exposición al riesgo compensa, pero hay otras en las que la impaciencia puede ser uno de los mayores enemigos ante el alcance de nuestros logros.

Tomar el sol tras un injerto capilar

Es justamente eso lo que sucede cuando una persona se somete a una cirugía de injerto capilar. Su eficacia en cuanto al cambio físico que provoca es incuestionable, pero el hecho de retomar una vida con normalidad, conlleva tiempo. Los profesionales suelen apuntar que volver a la rutina sin preocuparse por factores que puedan alterar exitosos resultados, requiere alrededor de un mes de cuidados preventivos, por lo que es importante analizar con detenimiento cuál es la época que puede resultar más idónea teniendo en cuenta cada caso de forma individualizada.

En clínicas como Doctor Fuetor, presentes en Málaga y Madrid, el equipo profesional lo pone fácil. El paciente se somete a un estudio personalizado que indicará la mejor opción según las características específicas de su caso. Sin embargo, a nivel personal, es importante también tener en cuenta una serie de factores puntuales.

Son muchas las personas que optan por someterse a cirugías estéticas durante el periodo vacacional. Los motivos no van más allá del sentido común: recuperarnos con tranquilidad, asimilar los cambios físicos, o simplemente poder descansar tras haber visitado el quirófano, son razones más que suficientes para elegir la semana de vacaciones, como la propicia para realizar cualquier operación relacionada con la estética.

Pero a la hora de tomar la decisión, es importante analizar las rutinas personales en cada época del año, así como el periodo en el que se ha decidido realizar un descanso laboral.

Sol sí, pero tras un mes

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de someterse a un injerto capilar es el sol. La técnica FUE (Folicular Unit Extraction) es una de las más reclamadas por los pacientes que actualmente se enfrentan a una cirugía de trasplante capilar. Es cierto que este método, en el que la clínica Doctor Fuetor está especializada, es menos agresivo que otros tipos de injertos pero, aun así, tras la operación siempre se generan pequeñas heridas y cicatrices que, aunque serán casi inapreciables, harán que el cuero cabelludo se encuentre más sensible durante un periodo de tiempo. Por esta razón, es aconsejable que el paciente sometido a un injerto capilar espere alrededor de un mes para exponerse a los rayos solares. De esta forma, la exposición directa al sol puede realizarse de forma progresiva, siendo los quince primeros días del periodo los de más riesgo para el paciente, por lo que este debe evitar que los rayos solares lleguen directamente a la zona operada en todo momento. A partir de las dos semanas, la tolerancia al sol puede ser un poco mayor y, aunque no es aconsejable exponerse con normalidad hasta pasado un mes de la realización del injerto, el paciente puede comenzar a usar gorras durante cortos periodos de tiempo.

Prevención en playas y piscinas

Al igual que sucede con el sol, se debe extremar la precaución con el agua del mar y la piscina. Aquellos que tengan decidido someterse a un injerto capilar a través de la técnica FUE en clínicas especializadas como Doctor Fuetor, deberán tener en cuenta que, en caso de llevar a cabo la cirugía durante el periodo de vacaciones, no podrán sumergir la cabeza en piscinas ni bajo el mar. El tiempo de espera deberá ser, al igual que sucede con la exposición solar, de unos treinta días. Es por esta razón por la que se considera ideal realizarse este tipo de operaciones en los días finales del periodo vacacional, permitiendo al paciente descansar durante el postoperatorio, tras haber podido disfrutar de unos días de relax sin limitaciones.

Uso de accesorios

Del mismo modo, el uso de accesorios puede dañar el cuero cabelludo si son utilizados justo después del injerto capilar. Por ello, los gorros apretados como los utilizados en natación, así como los cascos protectores de moto y bicicleta, no podrán usarse hasta pasado el periodo de adaptación que no suele superar las cuatro semanas.

Retomar el deporte

Para los más deportistas, retomar la actividad física intensa también conllevará tiempo. El periodo de espera para poder volver a realizar deporte no suele ser tan largo como el exigido en la exposición solar, aunque todo depende de si el deporte es de contacto, acuático o si se trata de una actividad más sencilla. Lo normal es esperar dos semanas hasta comenzar con actividades que no supongan mucho esfuerzo y un mes para volver a deportes más extremos.

Cuidados específicos

Del mismo modo, tras una intervención de injerto capilar, es necesario que el paciente preste atención en los cuidados básicos.

A la hora de enjabonar el cuero cabelludo, por ejemplo, es aconsejable utilizar jabones neutros y no frotar, sino masajear la cabeza con suavidad.

Los movimientos bruscos también deberán evitarse durante los primeros días, algo que suele ser común en la mayoría de cirugías.

Exitosos resultados

De esta forma, teniendo en cuenta esta serie de cuidados preventivos durante los días indicados, el paciente obtendrá los mejores resultados estéticos y lucirá un cuero cabelludo sano y con fortaleza.

Además, la técnica FUE, utilizada en mayoría de pacientes que se someten a injertos capilares, es un método en el que las cicatrices no se aprecian tras varios días de la operación, lo que favorece la adaptación del paciente.

Estas técnicas profesionales han logrado con el paso de los años una precisión y calidad de resultados que facilita cada vez más la decisión de aquellos a quienes acomplejan los problemas de calvicie. Tanto es así, que según apunta la Sociedad Internacional de Cirugía de Restauración del Cabello (ISHRS), el número de tratamientos que persiguen acabar con la alopecia, ha aumentado en España un 50% durante los últimos años.

Hospital Vithas Parque San Antonio pone en marcha su Unidad de Salud Mental Infantil y del Neurodesarrollo

Medios

La infección por rotavirus causa hasta el 30% de casos de gastroenteritis aguda en niños menores de cinco años

Medios

Experto advierte de que la mitad de los malagueños con diabetes no cumple con el tratamiento prescrito

Medios

Cuidado del cabello en hombres

Paola Bandera

Cuidados tras operación de aumento de pecho – Salud

Paola Bandera

Cómo prevenir la obesidad según la OMS

Paola Bandera

Deja comentario