Málaga IEVENN
Unicaja suma jugadores - Liga Endesa
Baloncesto

Unicaja suma jugadores – Liga Endesa

Nuevo partido, esta vez en Liga Endesa, y nueva victoria, 77-65 ante un Joventut que juega un buen baloncesto, pero de momento con un único referente, Prepelic, que está resultando insuficiente.

Se dice que se mejora a cada partido, porque pensamos en todos esos entrenamientos que median entre dos jornadas. Sin embargo, esto no se da en esta fase de la temporada para Unicaja Baloncesto. Probablemente entre la victoria en Polonia y la este sábado en Málaga habrá dispuesto, como mucho, de una sesión de trabajo. Por eso, el hecho de que a cada partido el equipo muestre detalles de mejoría, tiene su mérito.

Pulir detalles, avanzar en las estrategias de ataque o ganar consistencia en defensa, al mismo tiempo que compites con la obligación de ganar, no es tarea fácil. Y en esa línea, merece la pena reseñar cómo más jugadores se van sumando al grupo de los que aportan, con Adams – de nuevo 21 puntos – a la cabeza.

Jaime Fernández, que lo estaba intentando desde el principio de temporada, reapareció finalmente con 10 puntos, pero sobre todo con gran intensidad creativa. Comenzó demasiado permisivo en su defensa contra Prepelic, al que Ejim supo parar mejor, pero su juego fue mejorando hasta mostrarnos el Jaime que acostumbraba a deleitarnos. Precisamente Melvin Ejim empezó a sumar en ataque, con un buen control de sus aciones de 1c1, y que se beneficia de que el equipo empiece a entender cómo encontrarle. También se empieza a reconocer a Waczynski, que estuvo intenso y acertado con su tiro.

Todavía, al Unicaja parece costarle entrar en juego y encontrar el ritmo que más le favorece, y en ese retrato podemos encontrar también a Deon Thompson, cuya calidad aparece por momentos para marcar diferencias; aún no con la regularidad que se espera, sobre todo a tenor del papel principal que Luis Casimiro le concede.

Me gustó Gerun, que ya venía mostrando algunas de sus virtudes, en el rebote, la defensa interior y sus buenas finalizaciones en el pick & roll, y que añadió más 1 contra 1 en el poste bajo y algunas buenas decisiones desde el poste alto que enriquecen su juego y el del equipo. Sus compañeros de puesto, Elegar y Guerrero, también continúan en una buena línea. Lo que me parece claro es que Casimiro les está pidiendo, antes de nada, gran consistencia defensiva y de rebote, y a partir de ahí hablaremos. En los momentos en que Elegar entiende esto, el nivel defensivo del equipo se eleva muchísimo.

Y luego estuvieron los de siempre: el talento de Adams, y el dúo Alberto y Carlos; disciplina, defensa, intensidad, juego colectivo sin depender de que estén acertados en ataque. Fundamentales para cualquier equipo. Quien continúa sin encontrar su juego es el joven Avramovic. Cuando hay calidad y voluntad, el tiempo suele ser un buen aliado; si el jugador no se da ese tiempo, puede aparecer cierta ansiedad y eso es un obstáculo importante. Esas buenas acciones que no acaban de finalizarse, sobre todo contra el Gdynia polaco, podrían bien mostrar el exceso contraproducente de ganas con las que el serbio desea comenzar a aportar.

Unicaja vuelve a ganar, equilibra su clasificación ACB, pero sobre todo va sumando elementos a su juego. Buena noticia.

Manuel Povea

Tavares intimida al Unicaja

Medios

Unicaja define su estilo – Baloncesto

Manuel Povea

Unicaja, motor diésel – Baloncesto

Manuel Povea

Un partido desaprovechado – Unicaja Baloncesto

Manuel Povea

Ser un base y otras etiquetas – Baloncesto

Manuel Povea

Creer, una zona… y Adams – Unicaja CB

Manuel Povea

Deja comentario